Prisión ‘eludible’ para Díaz Ferrán. Qué cachondos.

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ha decretado prisión eludible bajo fianza de 30 millones de euros para Díaz Ferrán, después de declarar hoy, junto a los otros siete detenidos en la “Operación Crucero”.

 La fianza de 30 millones de euros, se sitúa a la cabeza de las más altas fijadas en España a título individual, al igualar los 30 millones de euros que la Audiencia Nacional impuso al empresario Javier de la Rosa en 1999 dentro del caso Torras

El expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, y el empresario valenciano, Ángel de Cabo han llegado a la Audiencia Nacional a las 8.43 horas en un furgón policial para ser interrogados por el juez Eloy Velasco por la ocultación de bienes para pagar a los acreedores de Marsans.

Díaz Ferrán ha comenzado a declarar, a las 10.15 horas ante el juez de la Audiencia Nacional. El expresidentede la patronal ha sido el segundo de los nueve detenidos en ser llevado ante el titular del Juzgado Central de Instrucción 6 de Madrid.

El juez Velasco, ha decretado prisión para Ferrán, eludible con una fianza de 30 millones de euros, tras tomarle declaración, durante algo más de una hora, como parte de la “Operación Crucero”. Es la fianza para eludir prisión más alta impuesta en una instrucción judicial en España, solo igualada por la decretada en 1999 para el empresario Javier de la Rosa, que también fue de 30 millones de euros.

Durante las declaraciones, Díaz Ferrán ha negado que exista una trama para ocultar sus bienes a los acreedores de Viajes Marsans, un grupo que ha dicho que vendió al empresario Ángel de Cabo por la crisis y del que luego se desentendió. La Fiscalía sospecha que acordó con él el vaciamiento del grupo, y por ello el representante del ministerio público ha pedido prisión incondicional para el empresario.

Los acusados
Ferrán está acusado de insolvencia punible, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales, junto con el resto de los ocho detenidos. Entre los detenidos que hoy han pasado a disposición judicial también figura Iván Losada, la mano derecha de Ángel de Cabo en las sociedades que compraba y vaciaba (como Viajes Marsans, Vías Canales y Puertos, TECONSA o Nueva Rumasa), y otros supuestos testaferros como Antonio García Escribano, Rafael Tormo Aguilar y José Pardo Manrique.

También serán interrogados el resto de detenidos, entre los que destaca el cuñado de De Cabo, Teodoro Garrido, la secretaria del empresario valenciano, Susana Mora, y el responsable financiero Carmelo Estéllez Jimenez. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, que mantiene bajo secreto la causa, decidirá hoy las medidas cautelares que impone a los detenidos, que previsiblemente se enfrentarán a prisión incondicional o prisión eludible bajo fianza.

Fuentes de la Audiencia Nacional aseguran que, el juez Eloy Velasco ha tomado esta medida cautelar sobre Díaz Ferrán antes de interrogar al resto de detenidos, con el objetivo de que sea trasladado a los juzgados de Plaza Castilla para que declare a las 13.00 horas por un crédito que concedió Caja Madrid a su sociedad Air Comet, que supuestamente se hizo de forma fraudulenta.

Según fuentes de la investigación, Díaz Ferrán y su socio Gonzalo Pascual, fallecido el pasado mes de junio, llegaron a un pacto con Ángel de Cabo para ocultar los bienes procedentes de las empresas de Marsans y de sus sociedades patrimoniales (Holdisan y Grudisan, en el caso del expresidente de la CEOE y Parihol Inversiones, en el caso de Pascual), con el fin de evitar pagar a los acreedores del grupo turístico. En ese pacto se enmarca la venta de Marsans a De Cabo justo antes de que el grupo fuera declarado en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos).

50 millones bloqueados
Los nueve detenidos permanecen desde el lunes en dependencias policiales hasta que hoy pasen a disposición del juez Eloy Velasco, que les investiga por presuntos delitos de alzamiento de bienes, blanqueo de capitales e insolvencia punible. En el curso de las investigaciones, la Audiencia Nacional ha bloqueado unos 50 millones de euros en metálico y cheques al portador que el entramado de De Cabo presuntamente intentaba sacar de España y que provenían de sociedades del grupo Marsans y otras empresas vinculadas a Díaz Ferrán y su socio Gonzalo Pascual, ya fallecido.

En concreto, el dinero bloqueado procede principalmente del negocio de transporte aéreo, cuyo máximo exponente era la aerolínea Air Comet, así como de las firmas Trapsa, Holdisan y Grudisan. Además, la Policía encontró ayer dos trofeos de caza -un elefante y una jirafa- durante el registro de la casa de De Cabo, así como 380.000 en metálico en la caja de seguridad de una entidad bancaria cuyo titular era su cuñado Teodoro Garrido.

Estos hallazgos se suman al millón de euros encontrado el lunes en casa de De Cabo, los 400.000 euros en la de la secretaria Susana Mora y los 150.000 y el kilo de oro que guardaba Díaz Ferrán. Las investigaciones también han desvelado que Díaz Ferrán obtuvo más de 4 millones de euros con la venta a inversores rusos de una casa en la localidad de Calviá (Mallorca) el pasado agosto, una de las operaciones de ocultación de activos que la Audiencia no ha podido paralizar.

Según las investigaciones, Díaz Ferrán y Pascual, vendieron a De Cabo el grupo turístico Marsans en junio de 2010 dentro de un pacto para que el empresario valenciano les ayudara a ocultar bienes y evadir capitales hacia paraísos fiscales para evitar pagar a sus acreedores, con los que mantiene deudas superiores a los 1.000 millones de euros.

De hecho, la investigación de esta operación partió de una querella de los acreedores Meliá Hotels, Orizonia, AC Hoteles y Pullmantur, a las que los gestores de Marsans supuestamente ocultaron sus bienes. El entramado giraba en torno a la compañía Esser Internacional 21, la sociedad de la que dependen gran parte de los bienes de De Cabo.

Esa sociedad estaba administrada por su cuñado Teodoro Garrido, uno de los detenidos, entre los que también destaca Iván Losada, la mano derecha de Ángel de Cabo en las sociedades que compraba y vaciaba, y otros supuestos testaferros como Antonio García Escribano, Rafael Tormo Aguilar y José Pardo Manrique, además del financiero Carmelo Estéllez Jiménez.

denunciantes-aseguran-Diaz-Ferran-millones-euros_MDSVID20121203_0161_7

Bienes en el extranjero
Además, la Audiencia ha enviado comisiones rogatorias a Suiza, Irlanda, Liechtenstein y Panamá, entre otros países, para investigar el paradero de otros bienes de Díaz Ferrán y Pascual en el extranjero.

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, negó ayer que la detención Díaz Ferrán sea ejemplarizante, a lo que añadió que es adecuada “a las circunstancias del caso”, así como para garantizar su presencia ante los tribunales.

Por su parte, el vicepresidente de la CEOE y presidente de CEIM, Arturo Fernández, ha considerado que la organización no pierde “en absoluto” legitimidad por la “incidencia” de la detención de su expresidente y ha apuntado que la justicia determinará si el empresario “ha hecho bien las cosas”.

 

Díaz Ferrán y Blesa declaran mañana como imputados por la concesión de un crédito de Caja Madrid

El expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán y el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa declararán, mañana, miércoles, como imputados ante el titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid José Silva por la concesión de un crédito de 26,6 millones de euros al empresario cuando era consejero de la entidad.

El ex presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, y el ex presidente de la CEOE, Gerardo DíazFerránEl ex presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, y el ex presidente de la CEOE, Gerardo DíazFerrán

Fuentes jurídicas explicaron a Europa Press que la declaración, que se inició con una querella presentada por el sindicato Manos Limpias, se mantiene a pesar de que el expresidente de la patronal fue detenido el lunes en el marco de la ‘operación Crucero’, en la que se investiga el supuesto vaciamiento patrimonial del Grupo Marsans para evitar el pago a los acreedores.

La intención del juez de la Audiencia Nacional que instruye esta causa, Eloy Velasco, es tomar declaración a Díaz Ferrán a primera hora de la mañana para que posteriormente pueda dirigirse a la sede del Juzgado de Instrucción número 9, donde está citado a declarar a las 13.00 horas. Media hora antes lo hará Blesa.

Delitos societarios y falsedad
El juez Silva acordó en noviembre pasado reabrir las diligencias que se incoaron después de que Manos Limpias presentara una querella contra Blesa y Díaz Ferrán que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu rechazó acumular a la causa en la que investiga la fusión y salida a Bolsa de Bankia.

La resolución judicial, a la que tuvo acceso Europa Press, señala que ambos podrían ser indiciariamente autores de delitos societarios y falsedad documental.

El sindicato solicitó la imputación de Blesa y Díaz Ferrán, así como del exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez; el expresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Julio Segura; y todos los consejeros de Caja Madrid y Bankia durante las presidencias de Blesa y Rodrigo Rato.

A todos ellos les atribuían delitos societarios, de administración desleal, apropiación indebida, estafa, falsedad en documento mercantil e imprudencia grave en el control de las sociedades.

Concesión de créditos
En su querella Manos Limpias acusa a Blesa de conceder un crédito doloso por importe de 26,6 millones de euros a Díaz Ferrán en el que figuraba como “garantía un holding empresarial que se encontraba en quiebra”.

La querella asegura también que Blesa concedió otro crédito irregular, en este caso al promotor inmobiliario Martinsa-Fadesa. Manos Limpias considera, además, que el exgobernador del Banco de España Fernández Ordóñez cometió una imprudencia grave “al no prestar la diligencia debida como órgano supervisor y de control”.

El juez Fernando Andreu rechazó la admisión a trámite de la querella argumentado que el sindicato presentaba los hechos que serían objeto de investigación “de una forma muy genérica y sin ninguna concreción”, pretendiendo la ampliación del procedimiento “a cuestiones que no le son conexas, ni objetiva ni subjetivamente”.

Díaz Ferrán tiene pendiente una larga lista de juicios, que empezarán en febrero

gilito-diaz-ferran (1)


 

  • El expresidente de los empresarios tiene pendientes causas por delito fiscal, apropiación indebida, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales.
  • El primero por el que será juzgado es el de delito contra la Hacienda Pública, por la compra de Aerolíneas Argentinas en 2001.

El expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, también excopropietario de Marsans, se enfrenta a un reguero de procedimientos penales por delito fiscal, apropiación indebida, alzamiento de bienes y blanqueo de capitales, que le llevarán a sentarse en el banquillo a partir de febrero.

El primero de todos ellos -cometido supuestamente en su etapa en el grupo y con posterioridad-, es el de delito contra la Hacienda Pública por la compra de Aerolíneas Argentinas en 2001, procedimiento que le llevará a sentarse en el banquillo a partir del 26 de febrero junto al expresidente de Air Comet Antonio Mata, según fuentes jurídicas consultadas. La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido para ambos una pena de dos años y cuatro meses de prisión y el pago de una indemnización de 99 millones de euros.

En fase de instrucción en la Audiencia Nacional se encuentra el procedimiento que investiga la supuesta apropiación indebida de 4,43 millones de euros procedentes de los clientes de Marsans antes de que el grupo turístico fuera declarado en concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) en junio de 2010.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 1, Santiago Pedraz, tomó declaración como imputado el pasado mes de marzo por este asunto a Díaz Ferrán, que aseguró que no llevaba el “día a día” de la compañía y que las decisiones ejecutivas las tomaba su socio, Gonzalo Pascual, fallecido el pasado mes de junio.

Por su parte, el Juzgado Central de Instrucción número 6, que dirige Eloy Velasco, también instruye el supuesto alzamiento de bienes y el blanqueo de capitales que ha venido llevando a cabo Díaz Ferrán y Pascual en colaboración con Ángel de Cabo, a quien transfirieron Marsans justo antes de que fuera declarado en concurso de acreedores.

Por otro lado, Díaz Ferrán tiene que responder ante los juzgados de instrucción por otros asuntos vinculados a Marsans y a la aerolínea del grupo, Air Comet, que cesó sus operaciones en diciembre de 2009.

Así, el Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid le tiene citado como imputado el próximo 5 de diciembre para que declare junto al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa por un crédito de 26,6 millones de euros concedido por la entidad a Air Comet, que podría haber conllevado la comisión de delitos societarios y de falsedad documental.

Por su parte, el Juzgado de Instrucción número 8 de Madrid investiga al nuevo propietario de Marsans, Ángel de Cabo, y su mano derecha, Iván Losada, por su presunta mala gestión al frente del conglomerado, que podría constituir un delito de alzamiento de bienes y de agravamiento de la situación de insolvencia. Entre los querellados también figura Gerardo Díaz Ferrán.

Fuera de la vía penal, el Juzgado de lo Mercantil número 9 de Madrid declaró el pasado mes de mayo que Díaz Ferrán y Pascual fueron culpables de la quiebra de Seguros Mercurio, una de las compañías de Marsans, y les inhabilitó para administrar bienes ajenosdurante los próximos 15 años, además de condenarles a pagar los 10,25 millones de euros de agujero de la aseguradora.

Además, el excopresidente de Marsans se encuentra pendiente de que el Juzgado de lo Mercantil número 12 de Madrid, que ha supervisado el concurso de acreedores de la compañía turística, emita la sentencia por la que previsiblemente le condenará a cubrir el agujero de la compañía (424,4 millones de euros necesarios para pagar las deudas a 11.400 acreedores) y le inhabilitará.

La sociedad Posibilitumm Business, propiedad de Ángel de Cabo, también se enfrenta a la posible condena por haber agravado la insolvencia del grupo turístico.

El Juzgado de lo Mercantil número 8 de Madrid también tiene pendiente dirimir la culpabilidad de Díaz Ferrán en la insolvencia de Air Comet, cuyos activos en principio sólo cubren el 1,5 % de los 365,87 millones que adeuda a sus acreedores, en su mayoría viajeros que se quedaron sin volar cuando suspendió sus operaciones en diciembre de 2009.

‘Operación Crucero’.Todos los detenidos .#noalaimpunidadya

DiazFerran-Perfil

Gerardo Díaz Ferrán

La Policía ha detenido este lunes al ex presidente de la CEOE y ex dueño del grupo Marsans, Gerardo Díaz Ferrán, y otras ocho personas acusadas de los delitos de alzamiento de bienes y blanqueo de capitales en el marco de la “Operación Crucero”, según han informado a este diario fuentes policiales. Entre los arrestados están Ángel de Cabo e Iván Losada, empresarios a los que Díaz Ferrán vendió Marsans. El primero es, además dueño de Nueva Rumasa. Miembros de la Brigada de Blanqueo de Capitales efectúan en este momento registros en ocho domicilios y oficinas de Valencia y Madrid.

Angel-Cabo

Angel de Cabo

El resto de detenidos en la operación policial son Rafael Tormo Aguilar, de la consultora Tormo y Asociados de Valencia, la mayor asesora de franquicias de España; Susana Mora Carou, Teodoro Garrido Ortiz, Carmelo José Estelles Giménez, Antonio García Escribano y José Enrique Pardo Manrique, .

Existen testaferros profesionales, que representan a varios granujas lo mismo que existen espías dobles. (Una vez aprendida la labor de espía ¿por qué no cobrar doblemente? Visto lo fácil que es ganar dinero como testaferro, ¿por qué no hacerse testaferro profesional? Y así sucesivamente. Esta es una excelente línea de investigación para policías y jueces no corruptos. Lo malo es que también existen prevaricadores profesionales. Y muchos. Todo esto es muy obvio para los que hemos vivido mucho.

De Cabo, un fontanero que hizo dinero gracias al boom inmobiliario en la Comunidad Valenciana:

Comenzó con empresas pequeñas. La primera importante fue la constructora Teconsa, le siguieronMarsans, la firma del expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz-Ferrán, a mediados de 2010 y Nueva Rumasa en septiembre del año pasado. Según los investigadores y las acusaciones, Ángel de Cabo adquiere las empresas por el valor de su deuda, comprometiéndose con los antiguos propietarios a ocultar y vender los activos evitando así a los acreedores. Después, según las acusaciones, se queda con el 20% de los beneficios y los propietarios el 80% restante.

4,9 millones en una cuenta en Suiza

Ángel de Cabo ha cobrado de nuevo protagonismo después de que la fiscalía de Ginebra haya localizado 4,9 millones de euros en una de sus cuentas en Suiza que la Policía Nacional cree que fueron abonados por el expresidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz-Ferrán, a través de una empresa irlandesa del grupo Marsans.

La localización de esta transferencia a la cuenta en Suiza ha sido casual. El juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, estaba investigando la operación abeja, es decir, la venta de Nueva Rumasa por parte de José María Ruiz Mateos a Ángel de Cabo, cuando le llegó la comunicación de la fiscalía helvética.

Ruz pidió a la UDEF de la Policía Nacional que investigase la procedencia del dinero, y los agentes, en el informe adelantado por la SER, han vinculado a Díaz-Ferrán con el pago a Ángel de Cabo. El juez Ruz ha remitido un comunicado a la fiscalía de Ginebra, ordenando el bloqueo y el embargo de esa cantidad, e inhibiéndose en esta parte del caso en favor del juzgado número 6 de la Audiencia Nacional, que dirige Eloy Velasco, aunque se trata de un error, porque el juzgado que investiga a Díaz-Ferrán y de Cabo por el caso Marsans es el número 1 cuyo titular es Santiago Pedraz.

Ángel de Cabo, Ruiz Mateos y Díaz Ferrán aparecen relacionados en la Audiencia Nacional y no es casualidad.   Joaquín Ivancos, abogado personal durante 27 años de José María Ruiz Mateos, el expresidente de la patronal, Gerardo Díaz-Ferrán, acudió el año pasado a dos reuniones en el despacho del empresario gaditano en Somosaguas para convencerle de que vendiera a Ángel de Cabo. Siempre según Ivancos, quien sostiene que participó en ambos cónclaves, “Díaz Ferrán tenía mucho interés en que José María [Ruiz Mateos] vendiera a de Cabo”. Y llegó a asegurarle “que con él había cumplido, que era una persona seria y era la fórmula de conservar sus activos”. Hasta tal punto insistió, que según Ivancos “llegué a pensar que en realidad Ángel de Cabo era un testaferro de Díaz Ferrán y que el expresidente de los empresarios era en realidad quien mandaba y quería lograr también un porcentaje de la venta de Nueva Rumasa”. Ivancos resalta que “Díaz-Ferrán lo ha sido todo en el mundo empresarial y no iba a dejar todos sus bienes en manos de un fontanero”.

Via La SER

HOY:

 La operación, que dirige el magistrado Eloy Velasco, titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audienciaa, tiene su origen en la querella presentada por AC Hoteles, Meliá, Pullmantur y el agrupo Orizonia contra los antiguos propietarios de la agencia de viajes Marsans: Díaz Ferrán y su socio Gonzalo Pascual, ya falllecido. Los demandantes reclamaban a ambos una deuda de 40 millones de euros. La querella  estaba también dirigida contra el nuevo dueño de Marsans, Ángel de Cabo, y la empresa Possibilitum, según informa la agencia Europa Press.Por el hilo se saca el ovillo.

Existen testaferros profesionales, que representan a varios granujas lo mismo que existen espías dobles. (Una vez aprendida la labor de espía ¿por qué no cobrar doblemente? Visto lo fácil que es ganar dinero como testaferro, ¿por qué no hacerse testaferro profesional? Y así sucesivamente. Esta es una excelente línea de investigación para policías y jueces no corruptos. Lo malo es que también existen prevaricadores profesionales. Y muchos. Todo esto es muy obvio para los que hemos vivido mucho.

Díaz Ferrán, que ha sido detenido en su casa, está además incurso en varias causas judiciales entre otras por la concesión de un crédito de 24 millones de euros que le concedió Caja Madrid y por la quiebra de Marsans. Tenía pendiente una citación judicial este miércoles para declarar por la primera de estas causas. La concesión del citado crédito figura entre la documentación remitida al magistrado Fernando Andreu, que investiga el “caso Bankia”.  Según la misma, la cuenta de crédito empresa, por el importe antes citado, le fue concedido en 2008, cuando Ferrán estaba al frente de la CEOE (2007-2010). Tenía un plazo de doce meses, un interés del 6,875 y garantía hipotecaria. Vaya presidente de la patronal que hemos tenido. Desde luego un empresario modelo.

El fiscal Daniel Campos acusó en su día al empresario y a su socio Gonzalo Pascual de haber desviado a cuentas en el exterior 4,9 millones de euros para sustraerlo de la investigación del “caso Marsans”. De hecho, el representante del Ministerio Público advirtió al magistrado del riesgo de que los imputados sacaran el dinero de sus cuentas, y la dificultad que tendría recuperarlo. Díaz Ferrán y su socio eran acusados de haber llevado “un deliberado, sistemático, doloso y perfectamente planificado proceso de alzamiento y ocultación apresurada de sus bienes personales”, para lo que habrían traspasado los activos de Marsans a Posibilitum.