El jefe de los espías, como una tumba: “El CNI nunca ha tenido trato con Corinna”

¿De qué sirve tener organismos independientes si su nombramiento depende de la partitocracia y su fidelidad, por lo tanto, también? ¿Qué fiabilidad tienen unas instituciones sin organismos de control apropiados? ¿Para cuándo una separación de poderes real en este país?

“Como una tumba”, comentan los diputados que le escucharon. Así estuvo el director de los servicios secretos en su comparecencia de dos horas, a puerta cerrada, ante el Congreso. El general negó trato alguno del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) con la princesa Corinna Zu Sayn Wittgenstein y trasladó a los parlamentarios que también desconocía donde se había hospedado la “amiga entrañable” de don Juan Carlos durante el tiempo en que ha permanecido en España. La protección de Corinna, añadió el general, tampoco ha corrido nunca a cargo de los agentes que dependen del Centro ni a él tampoco le consta que este trabajo haya sido desempeñado por miembros de las Fuerzas de Seguridad. Vamos, que en este aspecto la princesa no le habría costado un duro al Estado. Si realmente la cercanía de la interesada al monarca es tanto como la que se presume, la verdad es que ha estado muy desprotegida, comenta uno de los diputados que acoge con cierto escepticismo las afirmaciones del general.

“El CNI nunca ha tenido trato con Corinna”, sentenció Félix Sanzante las insistentes preguntas que le hizo uno de los portavoces parlamentarios. Lo que no descartó el general, porque matizó que no era de su competencia conocerlo, era que los últimos Gobiernos, tanto el que presidió José Luis Rodríguez Zapatero, como el que ahora pilota Mariano Rajoy, hayan encargado tareas “delicadas” a la princesa, como ella misma también ha reconocido en, al menos, una de las entrevistas que ha concedido a la prensa española. Si hubiera sido así, del CNI no partió el encargo, advirtió Félix Sanz.

En el Gobierno hay quien ve en las revelaciones de Corinna una ‘campaña de propaganda’ orientada a ganar clientes para su consultoría. “Ella se presenta como una conseguidota, como alguien que está en disposición de aceptar misiones aparentemente imposibles gracias a sus contactos en medio mundo, y eso al final multiplicará su facturación”, dicen fuentes gubernamentales que dan por buenas las explicaciones ofrecidas esta mañana por el máximo responsable del CNI.

Sin embargo, no todos los grupos aceptan como veraz, al menos en privado, las afirmaciones del general. Aunque ni IU ni UPyD han cuestionado públicamente las explicaciones de Sanz, sí las van a utilizar como palanca para alimentar la bola de nieve en torno a Corinna. Lo primero que han hecho es registrar en el Congreso la petición de comparecencia del ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, cuyos portavoces han reconocido que mantuvo, al menos, dos reuniones, con la princesa para calmar a los inversores árabes después de la reducción de las primas a las renovables.

Vía: Voz Populi

Anuncios

Las actas del Instituto Nóos alejan a la Infanta Cristina de la imputación

Estamos hartos, en serio. ¿Otra como Mato? ¿Qué pasa con la alta alcurnia de este país que o es terriblemente machista – muy terrible- o absurdamente idiota? ¿Es creíble que tantas parejas lleguen a ser completamente ajenas a las fechorías de sus compañeros de cama? ¡Basta ya!

Las actas del Instituto Nóos revelan que la Infanta Cristina no asistió a las reuniones de la Junta Directiva celebradas por la entidad entre el 23 de septiembre de 2003, fecha en la que fue designada la nueva Junta con el Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, a la cabeza, y el 20 de marzo de 2006, cuando tanto éste como su mujer y el secretario personal de las Infantas, Carlos García Revenga, se desvincularon de la asociación investigada en el caso Nóos.

Así consta en los documentos, y que están pendientes de ser entregados al juez instructor de la causa por parte del exsecretario general de Nóos Miguel Tejeiro, después de que el magistrado así se lo haya requerido con el objetivo de averiguar si a los encuentros celebrados asistieron todos sus miembros y, entre ellos, la Infanta en calidad de vocal de la entidad.

Se da la circunstancia de que ninguna de las actas hace referencia a la toma de decisiones con respecto a los eventos investigados en relación con Valencia ni con Baleares. De hecho, el propio Tejeiro, en la declaración que prestó ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, señaló que como secretario general de Nóos firmó los acuerdos adoptados puesto que no había entre ellos ninguno “sorpresivo o arriesgado”.

Más en concreto, el primero de ellos, del 23 de septiembre de 2003, alude a la constitución de la Junta Directiva, integrada por Urdangarin, Torres, Tejeiro, García Revenga como tesorero de la asociación, y la Infanta en calidad de vocal. Mientras tanto, la siguiente reunión, del 3 de marzo de 2004, contó con la presencia de Urdangarin, Torres y Tejeiro, y en ella se acordó por unanimidad autorizar al Duque y a su exsocio a operar con firma indistinta en la cuenta corriente del Instituto Nóos.

Ya el 26 de noviembre de 2005 concurrieron a la reunión de la Junta de ese día Urdangarin, Torres y Tejeiro, quienes aprobaron, también de forma unánime,conferir poderes generales de administración y disposición en favor de Urdangarin y Torres para que, en nombre de la asociación, pueda cada uno de ellos indistinta y solidariamente ejercer todas las facultades que se relacionaban en un anexo que acompañaba al acuerdo.

Facultades conferidas en favor de Urdangarin y Torres

Más en concreto, se les habilitaba para comprar, disponer, enajenar y gravar todo tipo de bienes muebles e inmuebles; otorgar toda clase de actos, contratos o negocios jurídicos; asministrar bienes; girar, aceptar y protestar letras de cambio; tomar dinero a préstamo o a crédito; disponer, abrir y cancelar cuentas y depósitos de cualquier tipo; otorgar contratos de trabajo; comparecer ante toda clase de juzgados; intervenir en suspensiones de pago o quiebras; dirigir la organización comercial de la asociación, y otorgar y firmar toda clase de documentos públicos y privados.

Finalmente, en la asamblea celebrada el 20 de marzo de 2006, se aprobó el nombramiento de una nueva junta directiva, que quedaría constituida por Torrescomo presidente -en sustitución de Urdangarin-, Tejeiro como secretario general yPedro Parada como tesorero.

Entre las actas también se encuentra la correspondiente a la Asamblea General Extraordinaria celebrada el 19 de octubre de 2004 en la que, también por unanimidad, se acordó solicitar a La Caixa una póliza de crédito por un importe máximo de 300.000 euros a un plazo de hasta 12 meses, ofreciendo como garantía las facturas que se girarían a la Ciudad de las Artes y las Ciencias (Cacsa) de Valencia. También se facultaba a Torres para efectuar las gestiones necesarias y contratar la anterior póliza.

Cabe recordar que, según justificó el Duque en su declaración como imputado del pasado 23 de febrero en torno al papel desempeñado por su mujer en Nóos, la Infanta era vocal en el Instituto que presidía porque hacían falta cinco personas para formalizar la Junta Directiva y “tuvimos, cómo decir, que cubrir esos asientos“. No obstante, señaló que su esposa no hacía “absolutamente nada” sino que fue nombrada como persona “de máxima confianza y transparencia” para el cargo que iba a ostentar.

“Hacían falta cinco personas para conformar la Junta”

“Era una persona de confianza mía en la Junta Directiva, simplemente eso, con la voluntad máxima de dar una transparencia y una normalidad a las cosas”, recalcó el imputado acerca del nombramiento de la Infanta en la entidad a través de la cual presuntamente fueron desviados unos 5,8 millones de euros.

En una de sus preguntas en torno al papel de la hija del Rey Don Juan Carlos, Castro observó que según los estatutos de Nóos, con tres miembros en la Junta -presidente, tesorero y secretario- “bastaba”, a lo que el Duque respondió que sus asesores le dijeron que “había esto, conformamos que iban a ser cinco y yo siempre he pensado que el formalismo eran cinco, no tres”.

Al interpelarle sobre qué hacía entonces su esposa como vocal, Urdangarin se limitó a contestar: “absolutamente nada”, tras lo cual el juez le preguntó “y si no hacía nada, ¿para qué estaba allí?”. “Le repito Señoría, yo siempre he pensado que hacían falta cinco personas para formalizar esa Junta y nombramos a las personas de máxima confianza y máxima transparencia para ello. Nada más. Es la primera noticia que tengo que con tres ya hubiésemos conformado la Junta”, espetó el encausado.

Vía El Confidencial

La Casa del Rey pagó con fondos públicos la reforma de la casa de Corinna en El Pardo

¿Es el patrimonio público excusa suficiente para financiar la vivienda de la enigmática “amiga” del Rey? ¿En un contexto como este, es correcto emplear dinero público en remodelaciones no vitales? ¿No tenemos suficientes incognitas para meter a la Casa Real en la Ley de Transparencia?

La Casa del Rey pagó con fondos públicos las obras de mejora y reforma de la finca La Angorrilla, en la que durante casi cinco años han pasado largas temporadas la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein, íntima amiga de don Juan Carlos, y uno de sus hijos, según han confirmado a El Confidencial fuentes muy cercanas a La Zarzuela.

La lujosa vivienda se levanta sobre una antigua casa forestal situada en el monte de El Pardo de Madrid, en una zona vigilada y de acceso restringido, y su rehabilitación fue financiada en gran parte con cargo a los presupuestos dePatrimonio Nacional, el organismo público que custodia los bienes de titularidad estatal al servicio de la familia real.

En el espacio natural de El Pardo -en cuyas 16.000 hectáreas se ubica también el palacio de La Zarzuela-, al lado del pantano, con un acceso vigilado y alejada de miradas furtivas, se encuentra la finca de La Angorrilla. La casa ha sido remodelada y dotada de apreciables comodidades materiales a lo largo de los últimos años, como se puede advertir en las imágenes de Google Earth que acompañan esta información. Las fotografías muestran claramente las mejoras y cambios, tanto en la finca como en la vivienda, desde 2002 hasta la actualidad.

 La casa apenas sufre reformas de envergadura hasta 2006, coincidiendo con el momento en que la relación entre el jefe del Estado y la aristócrata alemana se hace más estrecha. En la imagen del 9 de octubre de ese año se puede comprobar que incluso el acceso a La Angorrilla está descuidado, y se limita a una pista de tierra sin asfaltar sólo apta para vehículos todoterreno.

Pero es entre 2006 y el 10 de febrero de 2009 cuando se realizan cambios muy apreciables: se construye una piscina de verano en las cercanías del chalé, se arregla el tejado y se transforma el jardín, y la pradera situada enfrente de la vivienda es adecentada y presenta ya un aspecto mucho más frondoso.

Dos piscinas

Entre 2009 y el 28 de febrero de 2012 se producen nuevos arreglos. La piscina de verano se ha ampliado, transformándose en una gran pileta cubierta para su disfrute durante todo el año, con una estructura rectangular. También se ha levantado un garage, con acceso directo a la casa, en lo que antes era una explanada de tierra; se ha construido una nueva piscina circular para el verano algo más alejada de la vivienda; los jardines siguen perfectamente cuidados, y las carreteras de acceso a la finca están ahora asfaltadas, demostrando un uso habitual.

En 2004, cuando el Rey conoció a Sayn-Wittgenstein, y 2005 también hubo obras de reforma en La Angorrilla, aunque mucho más modestas que las emprendidas posteriormente. La memoria de Patrimonio Nacional revela que en 2004 se invirtieron 288.964,20 euros en “actuaciones de conservación y mejora en las casas forestales del monte de El Pardo”.

La memoria del año siguiente no detalla la cifra total invertida por Patrimonio Nacional, pero aclara que se “efectuaron obras concretas de conservación” en las casas forestales de La Angorrilla, Águila Alta, La Quinta, Somontes, Casa Quemada y Delegación, según las fuentes consultadas. En la vivienda que más tarde ocupó Corinna se gastaron ese año 16.445,95 euros.

Más de dos millones de euros

Las fuentes consultadas por El Confidencial aseguran que el importe final de las obras de reforma de la finca La Angorrilla superaron los dos millones de euros. Sin embargo, desde 2006 las cuentas anuales de Patrimonio Nacional no detallan el presupuesto de inversiones de este organismo público; es decir, se limitan a informar del montante global de las obras de “mantenimiento, conservación y rehabilitación” de los edificios bajo su custodia, pero sin especificar lo gastado en cada uno de ellos. En el ejercicio de 2007, por ejemplo, se presupuestaron en este capítulo más de 34 millones de euros.

Ni la Casa del Rey ni Patrimonio Nacional han querido pronunciarse respecto a la estancia de Sayn-Wittgenstein en La Angorrilla y con qué fondos se acometieron los trabajos de reforma en la finca. Un portavoz oficial de La Zarzuela señaló a este diario que todas las cuestiones relativas a los supuestos vínculos de Sayn-Wittgenstein con el jefe del Estado y el Gobierno serán respondidas en el Congreso en las próximas semanas. Precisamente una juez de Madrid ha preguntado a la Fiscalía si debe actuar contra Corinna por presunta “usurpación de funciones públicas”.

IU ha presentado una batería de preguntas dirigida al Ejecutivo para aclarar, entre otras cuestiones, si la princesa alemana contó con protección policial mientras vivió en El Pardo. Y el director general del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Félix Sanzcomparecerá el próximo día 19 ante la Comisión de Secretos Oficiales. Fuentes autorizadas de Patrimonio Nacional rehusaron también confirmar o desmentir la presencia de Corinna en La Angorrilla.

Vía El Confidencial