Un informe policial sugiere que Bárcenas tuvo información privilegiada para invertir en bolsa

Cuando la policía fija su mirada en uno de estos individuos, salen tropelías por doquier. ¿Cuántos ‘Bárcenas habrá a los que no estemos mirando? ¿Seguirá el Gobierno y el Partido Popular defendiendo a Bárcenas con su silencio? ¿Condenarán su actuación algún día? Como dijo ne su día Alberto Alcalá, quizás sea el momento de pedir eu el Gobierno deje las armas y se disuelva.

La noticia en vozpópuli:

Llamativas operaciones especulativas en bolsa que siempre tenían éxito. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía ha analizado de modo exhaustivo los documentos enviados por las autoridades de Berna sobre los movimientos de la nutrida cartera de valores que Luis Bárcenas, extesorero del PP, tenía depositada en la cuenta de Suiza donde llegó a atesorar 22 millones de euros. En el informe sobre los mismos, enviado recientemente al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, los agentes reflejan varias particularidades detectadas: durante años, el político popular sólo invirtió en compañías españolas, siempre buscaba empresas que repartieran generosos dividendos y realizó varias ventas y recompras de paquetes de acciones en un mismo día (lo que se conoce en el argot del mercado como operaciones ‘intradía’) que, sorprendentemente, le reportaron pingües beneficios en todos los casos, lo que sugiere la existencia de información privilegiada previa a estos movimientos de alto riesgo.

De hecho, las operaciones ‘intradía’ son habitualmente realizadas por inversores institucionales y tienen un elevado componente especulativo, por lo que también comportan un elevado riesgo. Si la cotización del valor es muy baja, una variación de apenas dos o tres céntimos de euro en la misma puede reportar millonarios beneficios a los traders (operadores) intradía. Sin embargo, en valores más estables, como los que figuraban en la cartera de Bárcenas, este tipo de maniobra sólo resulta rentable cuando se produce una repentina y destacada fluctuación en una jornada bursátil concreta, normalmente motivada por una comunicación al mercado que afecta a la compañía o por rumores bursátiles. De ahí que para llevar a cabo con éxito esta operativa sea fundamental contar con muy buena información previa. El documento policial detecta hasta ocho de estas operaciones en la cartera de Bárcenas, que los agentes califican de “particulares”.

Bárcenas no comenzó a invertir en valores de empresas extranjeras hasta mediados de 2006. Deustche Bank fue la primera de la que adquirió acciones

Los investigadores plasman el concienzudo análisis sobre “la evolución de la cartera de inversión (acciones, bonos, depósitos)” de Bárcenas en 56 páginas con profusión de cuadros en los que recogen todas y cada una de las compras de acciones realizadas entre la apertura de la cuenta en el Dresdner Bank de Ginebra en 2005 y su apresurado cierre tras estallar el caso Gürtel. Gracias a la documentación remitida por las autoridades judiciales del país helvético, los agentes pudieron constatar que la ‘afición‘ de Barcenas a invertir en bolsa no era nueva, ya que cuando abrió el depósito que puso a nombre de la fundación panameña Sinequanon, en el primer movimiento que se realizó en ella se reflejó que “ya poseía valores, es decir, que ya tenía adquiridas acciones de tiempo atras”. La Policía deduce que éstas fueron traspasadas de una cuenta bancaria anterior en la misma entidad financiera que fue dada de baja tras abrir la nueva.

El informe de la UDEF detalla que el extesorero del PP llegó a tener acciones en un total de 25 empresas españolas y extranjeras, aunque en las foráneas no comenzó a invertir hasta mediados de 2006, concretamente mayo, cuando adquirió participaciones en Deustche Bank. Esta aparente patriotismo, sin embargo, no le impidió en todo este tiempo discriminar claramente en qué empresas depositar las millonarias cantidades que invertía: sólo grandes grupos de la banca, telecomunicaciones, y la construcción. Y en el caso de las españolas, sólo aquellas que formaban parte del Ibex-35, el índice selectivo de la bolsa española, que agrupa las mayores compañías del mercado. De hecho, sólo uno de los valores en los que puso fondos de su cuenta suiza secreta, el Grupo Realia, no formaba parte de dicho índice bursatil. “No ha operado con cualquier empresa, sino que se ha codeado con las mejores”, resaltan textualmente los agentes, que concluyen que el objetivo de ello no era otro que dotar de “una mayor seguridad” a sus inversiones.

“Siempre con beneficios”

Sin embargo, lo que más llamó la atención de la UDEF, y así lo destacan los autores del documento policial, fue “la manera de proceder con alguna de estas empresas”. Los agentes se refieren a la venta y compra en el mismo día de la totalidad del paquete accionarial de una determinada compañía que poseía en ese momento. “En estas operaciones siempre obtenía beneficios, pues vendía a un precio más caro que al que posteriormente compraba, habiendo obtenido ganancias todas las veces que realizó esta maniobra”, se lee en el informe entregado al juez Ruz. Estas plusvalías obtenidas las invertía “días o meses” después en la compra de más acciones de la misma compañía. Éste es otro de los aspectos llamativos de la operativa de la cartera de Bárcenas, ya que lo habitual en estos casos es la reinversión de los dividendos (que no dependen de las fluctuaciones bursátiles una vez que están aprobados por las empresas) y no recurrir a arriesgadas maniobras especulativas para lograr plusvalías con las que invertir. A lo largo de la vida de esta cuenta, el extesorero del PP ingresó 2,26 millones de euros sólo en concepto de dividendos, de acuerdo con la información recopilada en el informe de la UDEF.

El extesorero del PP realizó tres operaciones intradía con las acciones de Zardoya Otis, dos con las del Santander y las de Abertis, y una con las de la italiana Enel

Un ejemplo de esta sospechosa operativa se detalla con claridad en los movimientos del paquete de acciones de la empresa Zardoya Otis. Según la documentación remitida por las autoridades suizas, Bárcenas ya abrió la cuenta en el Dresdner Bank en 2005 con 19.831 acciones de esta empresa, a las que fue sumando durante ese mismo año y el siguiente participaciones hasta sumar 61.888 títulos. Es en 2007 cuando los agentes detectan una de las operaciones ‘intradía’. Ese año, en concreto el 14 de junio, el extesorero vendió todas sus acciones y posteriormente las volvió a comprar por un precio inferior, lo que le permitió obtener una ganancia cercana a los 90.000 euros. Dinero con el que dos meses después adquirió 6.188 nuevas acciones.

Una operación que el exsenador por Cantabria volvió a repetir con los títulos de esta mercantil en 2008 y en 2009. Cuando en noviembre de ese año cerró la cuenta después de que fuese imputado en el caso Gürtel, acumulaba ya más de 78.000 acciones de Zardoya Otis. No obstante, ésta no fue la única compañía con cuyos valores realizó estas ventas y recompras en el mismo día. Los balances incorporados al sumario reflejan que también las participaciones del Banco Santander (en dos ocasiones), las de Abertis (en otras dos) y las de la italiana Enel (sólo una vez) ‘sufrieron‘ esta rentable especulación. En el caso de las ‘intradía’ realizadas con los títulos de Abertis, el montante tanto de la venta como de la posterior compra superó en ambos casos el millón de euros, lo que da una idea de lo arriesgado del movimiento y de la seguridad que tuvo el broker a la hora de efectuar la maniobra. En este tipo de operativa no hay lugar para el error, tanto la venta como la posterior compra hay que efectuarlas en el momento preciso, con escasísimo margen de minutos por medio.

Vía vozpópuli

Anuncios

La demanda de Cospedal presiona al sector del PP que apuesta por pactar con Bárcenas

Un PP dividido, obsesionado con la teoría de la conspiración contra Rajoy y totalmente atemorizado. Las noticias alrededor de los papeles de Bárcenas, pese a haberse ralentizado, continúan enturbiando las aguas populares. ¿Cuánto tardará la justicia en esclarecer la verdad? ¿Cuánto podemos aguantar los españoles esta sensación de impunidad?

Cospedal en rueda de prensa

Según eldiario.es:

  • En Génova 13 se enteraron por la prensa de la denuncia de su secretaria general contra Bárcenas y el diario El País

María Dolores de Cospedal va por libre y no está dispuesta a esperar. La secretaria general del PP ha anunciado este lunes sendas demandas contra Luis Bárcenas y el diario El País. La decisión de la secretaria general se produce antes de que el PP decida mover ficha, a la espera de las recomendaciones de su gabinete jurídico. El gesto de la número dos del PP supone un elemento de presión evidente ante quienes estiman inoportuno enfrentarse ahora contra Bárcenas y reabrir la caja de pandora en Génova 13. La dirección del PP conoció la decisión de Cospedal por la prensa, concretamente por el diario El Mundo, el primero que habló de los papeles de Bárcenas –exculpando a De Cospedal en su explicación sobre los sobres– y a quien la secretaria general del PP ha decidido no denunciar.

La redacción de eldiario.es se ha puesto en contacto con los servicios de prensa de María Dolores de Cospedal para trasladar dos preguntas: ¿Al denunciar a Bárcenas, De Cospedal está señalando al extesorero como autor de los estadillos en los que se recoge la presunta contabilidad B?, ¿Por qué denuncia De Cospedal al diario El País y no al diario El Mundo? Según la respuesta aportada por el entorno de la secretaria general del PP, “la denuncia no se presenta contra el diario El Mundo porque este rotativo no implicó a De Cospedal, mientras que El País sí lo hizo”. Además, según estas fuentes, “la demanda civil se dirige contra Bárcenas porque El País señaló que éste era el autor de los listados en los que se recogían supuestos cobros en B”.

María Dolores de Cospedal no ha querido tener en cuenta que Bárcenas negó la autoría de los estadillos y que la letra que figura en esos listados fuese la suya. Según el entorno de la secretaria general, “llevar a Bárcenas ante un juez es la única manera de que el extesorero demuestre judicialmente si es o no responsable de la elaboración de esa lista”. Las respuestas de María Dolores de Cospedal aportan, sin embargo, otra incógnita: ¿duda la número dos del PP de las intenciones de su partido de enfrentarse con Bárcenas en los tribunales?.

La crisis relacionada con los papeles de Bárcenas ha agudizado una antigua guerra en el partido de Rajoy. Los dos bandos enfrentados son los que lideran De Cospedal, por un lado, y Javier Arenas, por otro. Mientras la presidenta castellanomanchega quiere poner tierra de por medio con el extesorero, Arenas prefiere no destruir todos los puentes con Bárcenas ante el temor de que un enfrentamiento de estas características acabe por destruir al partido.

De Cospedal y Arenas presionan en sentidos opuestos y sólo coinciden en la tarea general de intentar mantener a Rajoy al margen de esa guerra. La número dos del PP y el veterano político andaluz trabajaron en el pasado mano a mano, cuando Arenas era ministro de Administraciones Públicas y De Cospedal la subsecretaria del ministerio. Aquella relación laboral acabó con la dimisión de De Cospedal sobre la mesa de Arenas.

vía eldiario.es

Luis Bárcenas no ha sido despedido del Partido Popular

Mienten como bellacos. Mienten cada vez hablan. Mienten por mentir. ¿Mienten sin querer? Parece que al Partido Popular, en su achaque de transparencia mal-entendida y populismo malintencionado, le crecen los enanos. Y es que las últimas informaciones sobre el finiquito de Bárcenas, su extraño “despido” y las diferentes zancadillas hacia cualquier investigación seria y pública indican que poco interés tiene el Partido Popular realmente en solucionar un problema que, cada día que pasa, se muestra más grave y endémico. ¿Habrá finalmente responsables? ¿Quién fue la mano que firmó el venenoso acuerdo? ¿Despertarán los españoles por fin?

Nos lo cuenta eldiario.es:

Luis Barcenas

Ni indemnización ni finiquito. Luis Bárcenas sigue formando parte de la nómina del Partido Popular y no ha sido despedido, según han confirmado a eldiario.es fuentes muy cercanas al extesorero del PP.

Bárcenas ha continuado cobrando del partido durante los últimos tres años, cuando supuestamente fue apartado de la organización tras ser imputado en la Gürtel en 2009. No recibió un finiquito fraccionado hasta diciembre de 2012, como explicó el Partido Popular a el diario El País, que pusiera fin a su relación laboral. Hasta entonces, el partido había seguido pagando la Seguridad Social de Bárcenas, lo que era de dudosa legalidad si de verdad era cierta la versión del PP de que hace tiempo que el extesorero había dejado de trabajar para el partido.

Sin embargo, la información que han facilitado eldiario.es las fuentes cercanas al extesorero es que Bárcenas continúa teniendo una relación laboral con el PP. Esos 400.000 euros que, según el PP, ha cobrado Luis Bárcenas durante los últimos dos años no era un indemnización por despido fraccionada en varios plazos, sino el sueldo de Bárcenas: el mismo salario que hasta entonces había cobrado. En este tiempo, desde que fue imputado en la Gürtel, el extesorero no solo no fue apartado, sino que continuó siendo uno de los empleados mejor pagados de Génova 13. En 2012, cobró más que la secretaria general, María Dolores de Cospedal, e incluso que el presidente Mariano Rajoy.

Desde el entorno de Bárcenas, piden al PP que enseñe el supuesto finiquito firmado si quieren probar que existe.

Vía eldiario.es

No perdamos nuestra capacidad de asombro e indignación – #contralaimpunidadya

En estos días se han publicado estudios de intención de voto en los que se revela que el Partido Popular seguiría siendo el partido más votado, lejos de la mayoría absoluta que ostenta ahora, y seguido de cerca por el PSOE, que no crece ante la pésima labor de oposición que está realizando.

La reflexión que se debería hacer es si se ha perdido la capacidad de asombro e indignación y se seguirá votando igual a uno u otro de los partidos que han llevado al país a esta situación catastrófica.

“No hay alternativas”, dicen unos.

“Todos son iguales”, repiten otros.

“Con la abstención, les estamos manifestando a los políticos que no nos representan”, aseguran algunos.

Si no hay alternativas tendremos que crearlas.

Si todos son iguales, hay que ser otros los que tomemos el liderazgo.

La abstención es un cheque en blanco para que los políticos hagan lo que les dé la gana.

Nuestro sitio está en las calles, pero también en el congreso y en los despachos de los políticos.

Por desgracia, hasta que los políticos no se sientan realmente amenazados en sus cómodos despachos o incluso en sus casas no moverán ni un dedo a favor de nosotros.

Hasta que hubo muertes (suicidios les llaman, pero deberían decirles “asesinatos indirectos”) en los

Ada Colau ha dado el ejemplo.  Hay que llamar a las cosas por su nombre… y nunca perder la capacidad de asombro y de indignación.

#contralaimpunidadya

Un exdiputado del PP: “Hay dinero negro en los partidos, casi siempre”

A mí me daría vergüenza reconocer que soy conocedor de delitos y quedarme tan pancho.

Todo es una suma de un encubrimiento de una casta que se cree intocable.

Escuchad lo que ha dicho un exdiputado del PP en la Ser.

El exdiputado y exsenador del PP Carlos Mantilla aseguró el pasado viernes en la cadena SER que “es una hipocresía pensar que los partidos no tienen una financiación ilegal”. En una tertulia en Radio Galega, Mantilla aseguró que “es sabido de todo el mundo”, que los partidos se financian con dinero negro. “Hay dinero negro en los partidos, casi siempre”. El exdiputado, que también regenta un bufete de abogados especializado en la protección contra el fraude, señaló, tras la publicación de los papeles de Bárcenas, en los que se contabilizaron sueldos a los cargos del PP, que los partidos necesitan mucho dinero “porque tienen infraestructuras grandes y las campañas son costosísimas”.

Mantilla defendió en el mismo programa que “todos los cargos de los partidos tienen sueldos, no sobresueldos”. A lo que agregó: “Me refiero a Mariano Rajoy, o a Rato o a Cascos. También a Almunia, o a Zapatero. ¿Por qué tienen un sueldo? Porque dedican muchísimas más horas que un diputado”. Y también: “Dicho de otra manera, si el señor Rajoy, o el señor Cascos o el señor Zapatero, declarasen ese dinero a Hacienda no existiría ningún problema. No los pueden declarar por muchas razones, una de ellas porque, obviamente, si vienen de dinero negro, esos fondos tienen un control. Y solo puedes gastar oficialmente lo que se permite el Tribunal de Cuentas o la legislación”.

Mantilla también consideró que los sueldos son algo “totalmente normal”. Y puntualizó: “El único problema que puede ser criticable es que no están declarando a hacienda lo que ganan, no porque no quieran, sino porque no pueden”.

#Rajoydimisión – Los papeles de Bárcenas

 

¡Espantados estamos!

Pero vamos a ver… ¿quién nos gobierna?

#Rajoydimisión

Gracias a El País por airear esta información:

Álvaro Lapuerta y Luis Bárcenas, tesoreros del PP entre 1990 y 2009, llevaron durante ese periodo en varios cuadernos manuscritos un registro de entradas de dinero (donativos de empresarios) y salidas (pagos periódicos a miembros de la cúpula del partido y otros gastos de funcionamiento). Esta contabilidad secreta, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, se estructura en tres apartados: uno con las aportaciones realizadas al PP con fecha, origen y cantidad; otro que muestra pagos con el nombre del destinatario, fecha y cantidad recibida, y un último con el saldo final de los movimientos de dinero.

Cada año, según las anotaciones que manejaba Bárcenas, se reservaban cantidades de las donaciones recibidas para ingresarlas en un banco (Banco de Vitoria, absorbido por Banesto en 2003). El hecho de que solo una parte de todo lo recaudado acabase transferido a una cuenta en dicha entidad como “donativos” sugiere una posible financiación irregular del PP, en el caso de que no se declarara todo lo que se había recibido.

Se registran pagos a todos los secretarios generales y vicesecretarios

Los documentos a los que ha accedido EL PAÍS recogen el periodo comprendido entre 1990 y 2008, con la excepción de los años 1993, 1994, 1995 y 1996. Las anotaciones registran pagos periódicos a miembros de la cúpula del partido a partir de 1997, con José María Aznar en la presidencia del PP y un año después de la victoria electoral que le llevó a La Moncloa. En lo consignado en los primeros meses de 1990 y en dos meses de 1997 aparecen pagos a “J.M”. Las únicas entregas que aparecen en la lista correspondiente al año 1990 son las referidas a “J.M”.

La primera anotación, de abril de 1990, registra: “Saldo inicial (entrega R. N). Ingreso 8 [millones de pesetas], saldo 8”. Las iniciales hacen referencia, supuestamente, a Rosendo Naseiro, anterior tesorero popular que se vio implicado, y absuelto por defectos de forma, en un escándalo de financiación ilegal de la formación conservadora.

Entregas a la cúpula del PP

Desde 1997, los papeles registran una mecánica periódica de pagos a todos los secretarios generales y vicesecretarios que ha tenido el PP. Entre ellos figura el actual presidente del Gobierno y del partido, por entonces vicesecretario general,Mariano Rajoy; los también vicesecretarios Rodrigo Rato y Jaime Mayor Oreja, así como los secretarios generales Francisco Álvarez-Cascos,Javier ArenasÁngel Acebes y Dolores de Cospedal. Álvarez-Cascos fue el único que, según las anotaciones, siguió figurando como receptor de dinero tras dejar la secretaría general.

Rajoy empieza a aparecer en las anotaciones en 1997 con pagos semestrales de 2.100.000 pesetas o trimestrales de 1.050.000 pesetas que a partir de 2002 pasan a ser de su equivalente en euros (12.600 euros semestrales o 6.300 euros trimestrales), siempre sin variar la cantidad anual de 25.200 euros. Los pagos se extienden hasta 2008.

Los papeles de Bárcenas registran que las entregas a Ángel Acebes y Jaime Mayor Oreja eran del mismo importe que las de Rajoy (6.300 euros trimestrales). La cantidad que figura en el caso de Rato es de 6.850 euros trimestrales, mientras que los mayores pagos son los de Arenas y Álvarez Cascos, con 9.900 euros trimestrales.

La contabilidad que maneja Bárcenas no tiene relación alguna con fondos recibidos por el PP del Estado en el marco de la financiación pública de los partidos. Al contrario, reflejan exclusivamente donaciones privadas de empresarios y compañías conocidas, sobre todo del sector de la construcción. Entre ellos figura Luis del Rivero (con su nombre completo o como “L. del R.”), con 120.000 euros en 2004, cuando era vicepresidente de Sacyr Vallehermoso, y con 260.000 euros en 2006, ya como presidente. También figuran ingresos de “J. M. Villar Mir”, en supuesta referencia al presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, con tres ingresos de 100.000, 180.000 y 250.000 euros en 2004, 2006 y 2008, respectivamente. José Mayor Oreja, presidente de FCC Construcción y hermano del ex ministro del Interior, aparece con dos pagos de 90.000 y 75.000 euros en 2008. En dos ingresos de 2004 y 2008 figura “Mercadona” con 90.000 y 150.000 euros. Todos ellos han negado, directamente, o a través de portavoces, haber efectuado donaciones al Partido Popular.

Solo se ingresaban en el banco parte de las donaciones privadas recibidas

Entre las anotaciones que hacen referencia a ingresos, figuran tambiénPablo Crespo, ex número dos de la trama empresarial de Francisco Correa; Alfonso García Pozuelo, propietario de Constructora Hispánica, y Juan Cotino, de la empresa valenciana de servicios Sedesa. Todos ellos resultaron más tarde imputados en el caso Gürtel por presunta financiación irregular del PP o pago de comisiones ilegales para la obtención de contratos públicos en administraciones gobernadas por este partido.

El 11 de marzo de 2004, la contabilidad de Bárcenas refleja un ingreso de 200.000 euros al PP atribuido a Juan Cotino. En mayo de 1999, Pablo Crespo ingresó, siempre según los documentos, 21 millones de pesetas. De García Pozuelo hay consignadas hasta media docena de entregas de dinero al partido que oscilan entre los 18.000 y los 30.000 euros.

Además de las empresas, hay anotadas cantidades llegadas de diversos puntos de España. Junto a la expresión “Galicia (O.C.)”, “De Málaga”, “La Rioja” o “Palencia”, aparecen, en diferentes ocasiones, cantidades que oscilan entre los 18.000 y 30.000 euros.

La contabilidad secreta de Bárcenas no tiene nada que ver con el pago ordinario de nóminas y salarios del personal del partido. Tan solo incluye anotaciones de entregas a la cúpula y, muy esporádicamente, a otros cargos como Ana Palacio (con una entrega) o Pilar del Castillo (que aparece dos veces).

Además, incluye gastos de funcionamiento ordinario del partido como servicios de asesoría jurídica, encuestas o estudios, y otros desembolsos de variada naturaleza.

El día 10 de febrero de 2004 se registra un pago de 6.000 euros a Pilar del Castillo, entonces ministra de Educación, mientras que ese mismo día se consigna otro pago para Ana Palacio, en aquel tiempo titular de Exteriores, por la misma cantidad. Del Castillo recibe, según la anotación, un segundo pago por 3.000 euros. Estas son las únicas entregas que se reflejan a miembros del Gobierno que no formaban parte de la ejecutiva del partido.

El primer apunte de pagos a Dolores de Cospedal es del 7 de julio de 2008

De Federico Trillo, durante años responsable del área jurídica del PP, se anotan pagos que van de 3.000 euros hasta 36.000 a lo largo de varios años. No son periódicos y parecen reflejar contraprestaciones por servicios realizados. Los papeles de Barcenas concluyen en 2008. En 2009, fuera de estas anotaciones, se le pagaron 69.000 euros a Trillo como asesoría jurídica a imputados del PP en el caso Gürtel, lo que permite suponer que los gastos anteriores que refleja la contabilidad son por servicios similares.

Pedro Arriola, uno de los principales asesores de los presidentes que ha tenido el PP y encargado de los estudios demoscópicos, también aparece en las anotaciones como receptor de cantidades que van de 100.000 hasta 161.000 euros. Arriola ha aclarado a EL PAÍS que nunca tuvo contacto con el tesorero y que, efectivamente, factura al PP desde 1990 distintas cantidades anuales, primero en talones y luego por transferencia. Según recordó, la cantidad estipulada en su contrato no coincide con la registrada en los papeles de Bárcenas.

La contabilidad anota también pagos esporádicos sin continuidad en el tiempo. Entre ellos figura una ayuda de 18.000 euros en 2001 a la viuda de un concejal del PP asesinado por ETA. Además, hay dos aportaciones al portal de Internet Libertad Digital, de Federico Jiménez Losantos, por un total de 36.100 euros en diciembre de 2004. La organización vasca Basta Ya figura con una ayuda de 3.005 euros en el primer semestre de 2002.

También aparecen anotadas salidas de caja para vestuario. Así, en junio de 2006 aparece una partida de 667 euros para “corbatas presidente”. En diciembre de ese mismo año aparece otra de 9.100 euros bajo el concepto “Trajes Mariano”. En abril de 2008, salen de caja otros 11.020 euros para “Trajes M. R.”. Otra partida de vestuario de 5.720 euros en julio de 2006 para “trajes y camisas” no identifica al destinatario.

La contabilidad refleja pagos periódicos y continuos desde 1997, siempre con las mismas cantidades (a veces por trimestres y a veces por semestres, en este caso el doble) con el nombre completo de Mariano Rajoy en muchas ocasiones y con iniciales en otras. Al igual ocurre con Ángel Acebes y con el resto de miembros de la cúpula del PP.

Aunque la contabilidad que llevaban Bárcenas y Lapuerta solo alcanza hasta finales de 2008, también hay anotados pagos a Dolores de Cospedal —dos trimestres (julio a septiembre y octubre a diciembre) a razón de 7.500 euros cada uno—, que ocupa el cargo de secretaria general desde finales de junio de ese año. La primera anotación sobre la actual número dos del partido data del 7 de julio de 2008. Cospedal resultó elegida para el cargo en el congreso celebrado por el partido un mes antes en Valencia.

Tanto Cospedal como sus antecesores Acebes, Arenas y Álvarez Cascos, así como los que ocuparon el puesto de vicesecretario general (Rato y Mayor Oreja) han asegurado a EL PAÍS que nunca han cobrado en efectivo pagos trimestrales o semestrales del tesorero, y que todo lo que han recibido del partido ha sido declarado a Hacienda.

Las mayores entregas registradas son a Arenas y a Álvarez-Cascos

Cospedal aseguró en público, a raíz del estallido del escándalo de las presuntas entregas de dinero a la cúpula del PP, que no tenía constancia de esas prácticas. Sin embargo, fuentes de la dirección del partido indicaron a EL PAÍS que la secretaria general ha comentado en su entorno que fue ella quien puso fin a esas prácticas al acceder al cargo.

El presidente Rajoy declinó, a través de un portavoz y a requerimiento de EL PAÍS, pronunciarse sobre los documentos y su contenido hasta que se conozca el resultado de las auditorías interna y externa que encargó sobre las cuentas del partido.

Los pagos a la cúpula del PP reflejados en las anotaciones no tributaban a Hacienda, según fuentes próximas a los dos ex tesoreros, porque se entregaban como gastos de representación que los beneficiados supuestamente no debían justificar. De no haberlos declarado a Hacienda, los dirigentes del PP habrían cometido una infracción tributaria, pero en ningún caso un delito fiscal porque las cantidades defraudadas son inferiores a los 120.000 euros al año. Además, solo se podrían perseguir las infracciones posteriores a 2007, pues las anteriores habrían prescrito.

Una o varias veces al año la contabilidad registra salidas de dinero, que se ingresan en un banco bajo el concepto “donativos”. Esta mecánica sugiere que solo una parte de lo recibido era tramitado por vías legales y transparentes a través de su ingreso en un banco.

Dirigentes del PP sospechan que Bárcenas se pudo quedar con dinero

De esta manera, la contabilidad registra entre 2000 y 2003 diversos ingresos en el Banco de Vitoria con el concepto “donativos”. El Banco de Vitoria abandonó su marca comercial a finales de 2003 cuando fue absorbido por Banesto. En la contabilidad que manejaba Bárcenas hay un apunte de abril de 2004 donde junto al concepto “ingreso donativos Banco de Vitoria” aparece dibujada una pequeña flecha que apunta a un nombre: “Banesto”. A partir de ese momento, los ingresos de los donativos en el banco se identifican con el nuevo nombre de la entidad.

Pese a que, según los documentos analizados por EL PAÍS, solo se declaró una parte del dinero recibido, el PP sumó entre 1999 y 2007, según el Tribunal de Cuentas, 33 millones de euros en donaciones, diez veces más que el PSOE en el mismo periodo.

Dirigentes del PP consultados por este periódico temían que los secretos que Bárcenas guardaba en las nueve cajas de documentación que sacó de la sede del partido en vísperas de ser imputado por el caso Gürtel acabaran estallándole a la formación conservadora y al Gobierno de Rajoy.

El descubrimiento de una cuenta secreta en Suiza donde Bárcenas llegó a acumular hasta 22 millones de euros, fruto de sus negocios a lo largo del tiempo, según el extesorero, hizo aumentar la preocupación entre los dirigentes del PP respecto a la información que como consecuencia del hallazgo judicial pudiera salir relacionada con las cuentas del partido. Sus temores se hicieron realidad cuando El Mundo informó de estos pagos procedentes de supuestas comisiones ilegales. En esa información se excluía del cobro de los mismos expresamente a Rajoy, en contra de lo que señala la contabilidad de Bárcenas, y a Cospedal, que según los mismos registros recibió dinero cuando fue elegida secretaria general.

Bárcenas ha sido junto a Lapuerta, con el que trabajó de gerente durante 18 años, el dueño de la caja del PP, la persona que conocía todos los detalles de cómo se financiaba la formación conservadora, a quién debían favores y quienes se beneficiaban de las aportaciones.

Rajoy aparece por primera vez con un pago semestral de 2.100.000 pesetas

Bárcenas, que no aparece como receptor de dinero en esa lista que controlaba, tenía un salario muy por encima del resto de ejecutivos del partido. Desde 2000 cobraba, de media, 200.000 euros al año. Y a partir de 2007, empezó a cobrar mediante dos ingresos: uno de la nómina y otro, muy superior, con el enunciado “transferencia del PP”. Dirigentes del partido han transmitido a EL PAÍS sus sospechas de que el extesorero, que durante 20 años controló todas las aportaciones privadas, pudo quedarse con un parte de ese dinero sin registrarlo en la contabilidad secreta. Esas sustracciones, siempre según las mismas fuentes del PP, podrían haber engrosado las cuentas en Suiza descubiertas al extesorero en la investigación de la trama Gürtel.

Durante el proceso judicial del caso Gürtel, Bárcenas sintió que el partido en el que había trabajado 20 años le abandonaba a su suerte. Hasta el punto de que el PP dejó de pagar la minuta de su abogado. Bárcenas logró que en septiembre de 2011 el juez archivara la causa contra él pese a que aún no había llegado el resultado de las comisiones rogatorias en Suiza en busca de cuentas secretas. Pero la Audiencia reabrió el caso en 2012 tras un recurso de la Fiscalía.

Desde entonces, el Ministerio de Justicia y la Fiscalía General del Estado han recibido presiones desde distintos sectores del PP para buscar una salida que dañe lo menos posible al partido y al Gobierno. Estas presiones se intensificaron tras conocerse la cuenta suiza donde Bárcenas acumuló 22 millones.

El PP de Bárcenas, el PP de los amiguetes

Si nos planteábamos hace unos días si la amnistía fiscal había favorecido a los amiguetes del PP, ahora comprobamos que ése es exactamente el modelo iniciado por su propio extesorero, Luis Bárcenas.

Bárcenas citaba al banquero suizo en casas de amigos para “evitar mostrarse en público”.

“Encuentro con el cliente (Luis Bárcenas) en Madrid. Contento de mi visita. El cliente es muy prudente y ha evitado mostrarse en público mientras que esté en curso el procedimiento judicial contra él. Me da cita en el domicilio de su amigo Iván Y” (Iván Yáñez, broker cesado fulminantemente por Javier Botín el pasado viernes). Los emails enviados por los empleados del banco suizo que le movía el dinero a Bárcenas, incluidos en las comisiones rogatorias solicitadas por el juez Ruz, revelan el cuidado del tesorero del PP por no dejarse ver con ciertas compañías.

En el email del 14 de abril de 2009, el interlocutor bancario de Bárcenas reporta a su central que ha visto a su cliente “muy sensibilizado por todas las acusaciones” (de la Gürtel). “Insiste en que esas acusaciones son infundadas y que no tiene nada que reprocharse por sus actividades en el seno del PP. Tras hablar de que ha interpuesto “una denuncia contra el juez Garzón”, Bárcenas repasó con el banquero su porfolio de inversiones y ordenó “una segunda transferencia de 1.000.000 de euros en los próximos días”.

De los emails enviados por el banco Dresdner, resulta evidente cómo Bárcenas informa al propio banco de la marcha de las investigaciones sobre su persona. En otro del 22 de mayo de 2009, Bárcenas recibe al enlace bancario “en casa de uno de sus amigos, por razones de discreción puesto que no quiere tener una entrevista en el hall de un hotel”. Ese día, el tesorero del PP informa al banco de que “parece que las acusaciones hechas contra él estos últimos meses se han calmado”. Por ello, la necesidad de vaciar las cuentas suizas ya no es tanta y ordena “una petición de transferencia de 500.000 euros, que será aparentemente la última que se va a hacer durante un tiempo”.

Para las reuniones con los empleados del banco suizo, Bárcenas usa varias veces el domicilio de su amigo Iván Yáñez, que incluso tiene un poder del propio Bárcenas para consultar y manejar los fondos de las cuentas suizas. “Encuentro con el cliente en Madrid en casa de Iván Y. –dice otro email del 29 de septiembre de 2009-. Feliz de mi visita, por el momento (Bárcenas) prefiere evitar desplazarse al extranjero mientras la investigación sobre sus actividades y su papel en el seno del PP sigan su curso”.

Bárcenas, tras destaparse la Gürtel, también otorga poderes especiales a su amigo y extesorero del PP, igualmente procesado por el caso Naserio, Ángel Sanchís. Así cuenta el banco las órdenes de Bárcenas en un email del 20 de febrero de 2009: “Nos anuncia la visita de uno de sus amigos y persona de toda su confianza, el señor Ángel Sanchís Perales, que le representa con una carta debidamente firmada por él. Esta persona está autorizada a consultar la posición actual de la cuenta y pedir cuáles serían las modalidades para proceder a la liquidación total o parcial de la cartera y retirar los fondos, sea en cash, sea por transferencias bancarias”.

Vacaciones en Seychelles

En otro de los correos, el banco da cuenta del tren de vida de Bárcenas. En junio de 2008, el enlace del banco se entrevista en Madrid con el tesorero del PP. “Discute de los mercados en general y más particularmente de la situación actual en España. Todos los periódicos locales hablan de crisis económica seria y duradera. Por el subprime, varios sectores están penalizados, bancos y sobre todo el sector de la construcción… Revisada la cartera, que está invertida 100% en esas acciones, principalmente del Ibex. Pese al comportamiento negativo de -20’86% desde el comienzo del año (en consonancia con la caída del Ibex) el cliente no parece estar demasiado preocupado. Tiene un horizonte a largo tiempo y confía en una recuperación de los mercados tras la crisis económica actual. Partirá de vacaciones a finales de agosto a Seychelles y nos visitará en Ginebra probablemente en otoño”.