Mensaje del Secretario General de la ONU con motivo del Día Internacional de Lucha contra la Corrupción

unlogo

9 de diciembre de 2012

 

 

536907-ki-moon (1)

En momentos en que la comunidad internacional se esfuerza por alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio para 2015 y por elaborar un programa de progreso económico y social en los años posteriores, el tratamiento del problema de la corrupción adquiere cada vez mayor urgencia.

El costo de la corrupción se mide no solo en los miles de millones de dólares de recursos públicos que se malgastan o son robados, sino también, y en forma más cruda, en la falta de hospitales, escuelas, agua potable, caminos y puentes que se podrían haber provisto con ese dinero y que sin duda habrían cambiado la suerte de las familias y las comunidades.

La corrupción malogra las oportunidades y crea desigualdades flagrantes. Socava los derechos humanos y la buena gobernanza, frena el crecimiento económico y distorsiona los mercados.

La corrupción también agudiza los problemas ambientales, a causa del vertimiento ilegal de residuos peligrosos y el comercio ilegal de la fauna y la flora facilitados por el soborno y los incentivos encubiertos que determinan a quién se han de adjudicar los contratos, en particular cuando se trata de proyectos de infraestructura a gran escala sumamente lucrativos.

 

Es imprescindible prevenir la corrupción para poder asegurar el estado de derecho. La Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción tiene 164 Estados partes, pero necesitamos una adhesión universal. En la histórica Reunión de Alto Nivel sobre el estado de derecho convocada por la Asamblea General en septiembre, se hizo hincapié en la importancia de abordar y prevenir la corrupción. Los gobiernos deben hacer lo que les corresponde y los ciudadanos deben alzar sus voces.

La corrupción no es inevitable. Nace de la codicia y del triunfo de una minoría antidemocrática sobre las expectativas de la mayoría. En el Día Internacional de lucha contra la corrupción, exhorto a todos a trabajar por un futuro sostenible donde la corrupción sea expuesta y rechazada, donde prevalezca la integridad y donde se concreten las esperanzas y los sueños de millones de personas.

Ban Ki-moon

Mensajes anteriores del Secretario General

 

2011

2010

2009

2008

Día Internacional contra la Corrupción 9 de diciembre. ACTUA!

En momentos en que la comunidad internacional se esfuerza por alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio para 2015 y por elaborar un programa de progreso económico y social en los años posteriores, el tratamiento del problema de la corrupción adquiere cada vez mayor urgencia.»

Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas,
Día Internacional contra la Corrupción 2012

La corrupción es un complejo fenómeno social, político y económico, que afecta a todos los países. Por ejemplo, socava las instituciones democráticas al distorsionar los procesos electorales, pervirtir el imperio de la ley y crear atolladeros burocráticos, cuya única razón de ser es la de solicitar sobornos. También atrofia los cimientos del desarrollo económico, ya que desalienta la inversión extranjera directa mientras a las pequeñas empresas nacionales les resulta a menudo imposible superar los «gastos iniciales» requeridos por la corrupción.

El 31 de octubre de 2003, la Asamblea General aprobó la Convención de las Naciones Unidas contra la corrupción, que entró en vigor en diciembre de 2005, y pidió al Secretario General que designara a la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) Disponible en ingléscorruption2011 como la secretaría para la Conferencia de los Estados Partes de la Convención 58/4 Documento PDF.

Para crear conciencia contra esta lacra y difundir el valioso papel de la Convención a la hora de luchar contra ella y prevenirla, la Asamblea también designó el 9 de diciembre como Día Internacional contra la Corrupción.

Este 9 de Diciembre se celebra el Día Internacional contra la Corrupción, con especiales connotaciones en nuestro país, dominado por numerosos casos protagonizados fundamentalmente por el binomioPP-PSOE, con algunas incursiones del resto de partidos con parcelas de poder.

Hace décadas que el actual sistema bipartidista se ha enquistado como verdadero cáncer político de nuestra sociedad, creando los mecanismos electorales, legislativos y judiciales para autoperpetuarse en el poder, desde el que, lejos de atender las necesidades ciudadanas, se atienden los criterios mercantiles y financieros de los que les sostienen. Las recientes detenciones de los que hasta hace poco representaban a la cúpula empresarial, verdadero poder oculto del estado, muestran hasta que punto este cáncer se ha extendido y ramificado por nuestro sistema, mostrando de nuevo que más que ante una crisis, estamos ante las consecuencias de una enorme estafa al ciudadano.

Aquellos en quienes habíamos confiado para que pusieran los filtros necesarios para evitar la corrupción, nos han fallado: han sucumbido a la tentación del dinero y no han sabido mantener las distancias adecuadas. Hemos estado en manos de corruptos los últimos años.

Amparados en una casi total impunidad, rota en parte desde el inicio del movimiento 15M, los teóricamente depositarios de la soberanía popular, han ido salpicando el panorama político español de más y más casos de corrupción, centrada sobre todo en el ámbito urbanístico, contribuyendo por una parte al desarrollo y estallido de la burbuja inmobiliaria y por otra sacando múltiples beneficios con los favores o prebendas concedidos.

Un trabajo de la gente de NoLesVotes

Un trabajo de la gente de NoLesVotes

En los últimos tiempos, la proliferación de casos ha hecho al país escalar posiciones en el ránking mundial de corrupción, superando a países como Barbados y empatando con Botswana, la de los elefantes del Rey.

Indice de corrupción por países: http://bit.ly/QOOPb8

La agudización de la crisis, motivada por la avaricia de unos pocos, ha puesto cada vez más de manifiesto el grado de corrupción al que se ha llegado, donde a los casos de enriquecimiento personal, se ha venido a unir una especie de corrupción institucionalizada, donde el poder se salta arbitrariamente leyes y consensos establecidos para beneficiar a las élites políticas y financieras europeas, que demandan el pago de una deuda de la que no es responsable el pueblo español, pero que sufre sus consecuencias, por una nefasta e insolidaria política de recortes de derechos y prestaciones.

Las últimas y cada vez más numerosas movilizaciones ciudadanas, apoyadas o promovidas porDemocracia real YA!, la PAHPlataformas de Sanidad, Educación, y resto de colectivos 15M en general, están demostrando el grado de descontento de la ciudadanía, que exige un inmediato cambio de rumbo, empezando por la dimisión del actual gobierno, que en poco más de 1 año en el poder, ha incumplido sistemáticamente todas las promesas que hizo a la ciudadanía, careciendo por tanto de legitimidad para seguir ostentándolo.

Las iniciativas judiciales como la querella contra Rato y dirigentes de Bankia, la #OpEuribordenunciando fraudulentas prácticas bancarias en el cobro de las hipotecas y la presión social encabezada por la PAH contra los desahucios, demuestran que los tiempos de impunidad tocan a su fin, como el propio sistema corrupto que nos gobierna. Son tiempos de nuevas soluciones y alternativas, de nuevos procesos constituyentes que devuelvan la soberanía secuestrada a los ciudadanos.

El Día Internacional contra la Corrupción nos recuerda que son tiempos de seguir luchando unid@s por una Democracia real YA!

Comparte y difunde: