Hacienda excluye a los defraudadores acogidos a la amnistía fiscal de sus líneas de inspección de 2013

El ofertón que el ministro Montoro prometió que no existía, se muestra cierto poco más de un mes después de que éste lo negara. 2×1 en fraude fiscal y de regalo impunidad con el Ministerio durante el prier año. ¡Estamos que lo tiramos, oiga!

Los defraudadores que se acogieron a la amnistía fiscal no figuran entre las líneas de actuación de la Agencia Tributaria para el próximo año. Así lo refleja el Plan de Control de 2013 que el Ejecutivo ha publicado hoy y que sólo habla de los amnistiados en su exposición de motivos. Sin embargo, cuando concreta cuáles serán los colectivos inspeccionados, los defraudadores acogidos a la amnistía fiscal no aparecen en ningún momento, tal y como adelantó Vozpópuli. Eso significa que quienes se acogieron a la amnistía no serán objeto de ninguna orden específica.

La única mención que se hace a quienes se acogieron a la amnistía en el B.O.E. se hace en los siguientes términos:

Sin embargo, no se incluye ni una sola instrucción concreta para inspeccionarlos. De hecho, el Plan de Control Tributario de 2013sí detalla qué colectivos serán investigados. Según el texto de la Agencia Tributaria, entre ellos están:

  • 1.- La comprobación e investigación del fraude tributario y aduanero
  • 2.- La economía sumergida
  • 3.- La fiscalidad internacional
  • 4.- La llamada “planificación fiscal agresiva”, por la que las empresas tributan en otros países para evitar pagar impuestos en España
  • 5.- Y el fraude organizado, así como el control aduanero

Las líneas concretas de ese plan y no la exposición de motivos son las que vinculan a los inspectores que han criticado ya que los defraudadores acogidos a la amnistía no sean incluidos específicamente en ese plan, tal y como han reclamado en las últimas semanas en varias reuniones con los responsables de la Agencia Tributaria. La Organización Profesional de Inspectores de Hacienda, IHE, ha emitido un comunicado en el que asegura que  “no se refleja en las líneas de actuación que figuran en el texto de la Resolución. Resulta llamativo que en el nuevo Plan figure, por ejemplo, la comprobación de alquileres no declarados, que en muchos supuestos suponen cantidades de fraude irrisorias y, sin embargo, no figure la comprobación de las DTE, con los importantes riesgos fiscales que conlleva y que IHE ha puesto de manifiesto a la Agencia Tributaria, además del riesgo de que hayan sido utilizadas para blanquear importantes sumas de dinero procedente de actividades ilícitas, o de la corrupción, ya que en la DTE no se exigía la declaración del origen de las rentas”.

Vía Vozpópuli

Pescanova oculta más de 500 millones de deuda en operaciones cruzadas con filiales

Este caso va a traer cola, empieza el ritmo de los grandes fiascos. Estemos atentos.

 

La banca acreedora teme que Pescanova oculte más de 500 millones de deuda a través de una operativa entre sus filiales que enmascara buena parte del pasivo, según han señalado fuentes financieras que están negociando con el grupo pesquero gallego.

En medios bancarios de Madrid y Galicia -el primer acreedor es la caja gallega NCG, que suma 225 millones– hay indignación porque, a pesar de haber presentado preconcurso el pasado 1 de marzo, la compañía que preside Manuel Fernández de Sousatodavía no ha entregado a los acreedores un mapa crediticio solvente que ofrezca una imagen fiel del balance de la empresa.

Ante la incertidumbre del momento, la banca maneja una horquilla muy amplia, y por ello también muy inquietante: entre 500 millones y 1.000 millones de crédito añadido que debería aflorar próximamente.

En todo caso, se da por hecho que la deuda de Pescanova superará los 1.522 millones que reconoce la compañía. Esta ha sido una de las claves para que la firma de reestructuración financiera de Los ÁngelesHoulihan Lokey rompiese sus negociaciones con el grupo conservero para refinanciar los créditos de la compañía.

Hay dos salvedades que la firma de auditoría BDO quiere introducir y por las que se está negando a firmar las cuentas. Las fuentes financieras consultadas han señalado que una de ellas se refiere a dejar constancia para que aflore esta deuda oculta.

Pánico entre los bancos

En medios bancarios de Madrid hay pánico por la situación real del pasivo de Pescanova y por cuál será el resultado cuando el grupo que preside Manuel Fernández de Sousa finalmente presente sus cuentas. Ayer no fue posible contrastar esta versión de los hechos con el grupo gallego. Por su parte, fuentes de la firma auditora BDO se limitaron a señalar que nunca hablan de sus clientes.

 

Si una de las salvedades se refiere a la deuda oculta en operativa cruzada con filiales, la otra hace referencia a la viabilidad de pago del crédito sindicado que vence este año y por el que la banca ya ha solicitado un aplazamiento.

Pescanova ha solicitado el preconcurso para negociar con la banca. Pero ya desde los bancos acreedores se entiende que la compañía no es capaz de devolver los intereses con sus ventas.

Consejo dividido

La inquietud también se extiende a los accionistas. La cervecera catalana Damm, que se sienta en el Consejo de Pescanova, tiene el 6,2% del capital. Además, el presidente de la cervecera, Demetrio Carceller, es el tenedor de 40 millones de bonos convertibles de la última emisión que cerró Pescanova. Damm ha solicitado un Consejo Extraordinario para que se explique la verdadera situación de la compañía, pero por ahora Pescanova no ha dado respuesta. En medios empresariales gallegos se teme que Carceller aproveche la coyuntura, convierta los bonos y se haga con el control de la conservera como socio de referencia.

Bancos afectados

Hay unos 40 bancos afectados por la delicada situación financiera de Pescanova. Entre ellos se encuentran Banco Sabadell, Bankia, Unicaja, Royal Bank of Scotland y Banco Popular. Y hay poco tiempo antes de que venza el sindicado de 150 millones, que agrupa a una veintena de entidades.

Sin embargo, desde la banca se cree que Pescanova tiene futuro a medio plazo. La empresa factura 1.671 millones anuales y es el cuarto grupo pesquero mundial. Pero necesita reestructurar su deuda y no agotar el plazo de cuatro meses que le da el preconcurso.

Vía: El Confidencial

Blanco no dejará el escaño hasta que no se abra juicio oral por presunto tráfico de influencias y prevaricación

¿Cuándo entenderán nuestros políticos que el mero hecho de que se desconfíe de ellos es motivo suficiente para su dimisión? ¿Cuándo entenderán que el voto fue de confianza y que la duda la rompe? ¿Cuándo entenderemos en este país que si es el sistema judicial el que debe sacar a un mal político de su silla es que algo ha fallado en el sistema democrático?s

José Blanco ha respondido esta mañana al arranque de la tramitación de su suplicatorio en el Congreso con unas declaraciones exculpatorias –“No se ha podido probar que Dorribo me entregó 200.000 euros en una gasolinera” – y también con el anuncio de que solo dejará el escaño en el caso de que el juez abra juicio oral por presunto tráfico de influencias y prevaricación.

El ex ‘número dos’ del PSOE se juega dos acusaciones en el llamado ‘caso Campeón’. La primera es de cohecho por haber realizado gestiones ante el Ministerio de Sanidad, entonces pilotado por Leire Pajín, para facilitar la introducción de productos unidosis en la red sanitaria y la reventa de medicamentos a Africa.. La segunda es de tráfico de influencias y prevaricación por haber mediado en la construcción de una nave propiedad de un empresario amigo suyo en el ayuntamiento barcelonés de Sant Boi. La primera acusación ha sido eliminada de las diligencias por falta de pruebas: “No se ha podido probar que Dorribo me entregó 200.000 euros en una gasolinera”, ha dicho hoy el diputado. La segunda está investigándose y es la que ha llevado a la fiscalía a solicitar al juez instructor del caso que tramite la petición al Congreso para el correspondiente suplicatorio.

Blanco se mantiene en su escaño para garantizar su condición de aforado y que la investigación quede en el Supremo y no regrese al juzgado de Lugo

Blanco ha respondido al paso dado por la fiscalía con una estrategia de manual: se mantiene en su escaño para garantizar su condición de aforado y garantizarse que la investigación judicial quede en el Supremo y no regrese al juzgado de Lugo. Por otra parte, condiciona una reconsideración de esta actitud solo a la posibilidad de que el juez le abra juicio oral, una decisión que tardará meses en llegar ya que la instrucción aun no ha acabado y hay numerosos recursos todavía pendientes de valorar. “Si acabada la instrucción el juez abriera juicio oral, presentaría mi dimisión y la renuncia como diputado”, ha dichoBlanco.

El ex vicesecretario general del PSOE en la etapa de Zapatero ha hablado esta mañana con Alfredo Pérez Rubalcaba y con el líder de los socialistas gallegos, Pachi Vázquez, para comunicarles lo que ha pensado hacer después de la iniciativa adoptada por la fiscalía. Blanco está encantado con que el Congreso conceda el suplicatorio ya que ello le sirve para mantener la instrucción judicial en el Supremo, algo que cree le beneficia más que si volviera a la Audiencia de Lugo, la instancia original que inició la investigación del ‘caso Campeón.

El ex titular de Fomento ha reconocido hoy en el Congreso que realizó gestiones desde el Ministerio para agilizar el expediente relacionado con la construcción de una nave en Sant Boi porque el proyecto de su amigo José Antonio Orozco, vicepresidente de Azkar, permitía crear 400 puestos de trabajo.

Blanco ha reconocido que hizo gestiones para agilizar un expediente relacionado con un proyecto de su amigo José Antonio Orozco porque “creaba 400 puestos de trabajo”

En el PSOE gallego está muy instalada la idea de que el empresario Carlos de la Peña ha actuado siempre como ‘cerebro’ financiero del ex ministro, como una especie de testaferro, al que José Blanco rescató para la empresa pública Adif, administradora de las infraestructuras ferroviarias, cuando el empresario causó baja en Tragsa, el grupo dependiente de la Sepi que desempeña trabajos de obra pública para las tres administraciones. De la Peña no cesó en Adif hasta meses después de entrar la ministra Ana Pastor en Fomento.

Durante el tiempo en que permaneció en estos menesteres, De la Peña mantuvo en activo más de una docena de sociedades dedicadas a la promoción inmobiliaria, inversiones, hostelería y consultoría, de las que tampoco se desligó cuando entre 2003 y 2004 fue alcalde de Baiona.

Vía Vozpópuli